Posts Tagged ‘GPL’

Ahí va qué yumlazo

December 2, 2009

Poco menos que uno de esos “golpes” me llevé con Joomla hace poco. Eso sí fue un yumlazo. Y encima fue de verdad, no como los de Hulk Hogan. La semana pasada descubrí la importancia de las copias de seguridad (backup, para los amigos).

Yo, que estaba harto de oir hablar de procedimientos sobre copias de seguridad, paranoia informática por el tema de la pérdida de datos, etc. sobre todo cuando me preparé para el examen CISA hace unos cuantos años.

En estas que tenía un pequeño problema con Joomla, pues no podía acceder a mi trabajo y no sabía si el problema era de Joomla, de xampp o de qué. No podía seguir trabajando así, por supuesto.

Decidí empezar a toquetear a ver si lo arreglaba y, efectivamente, lo arreglé: muerto el perro se acabó la rabia.
Sin comerlo ni beberlo me había cargado la base de datos con la que trabaja Joomla y había echado a perder mes y medio de trabajo de la manera más tonta.

Como dice la Ley de Murphy: “si algo malo puede pasar, seguro pasará”. Además de verdad. Más aún en las Tecnologías de la Información. En un mundo tan inóspito como el de los ordenadores mil cosas pueden pasar para que lo que puede ir mal vaya mal. O peor, muy mal.

Pero no hay mal que por bien no venga, así que, a pesar de la paliza de tener que hacer de nuevo y a contrarreloj la página web desde cero, algunas cosas buenas sí se pueden sacar de este asunto. Podría haber sido peor. Prefiero que haya pasado en mi máquina, y no en el servidor, mientras el sistema está ya funcionando. Veo también la importancia de trabajar siempre en un medio de pruebas antes de pasar el trabajo a un medio de producción. Todos somos amateurs cuando se trata de usar una tecnología nueva. Por muchos años de experiencia previa que figuren en el currículum.

También es importante saber hacer el backup correctamente. Yo siempre lo hacía, todas las semanas. Pero el backup en Joomla era un poco más complicado de lo que yo pensaba. Las copias que tenía no servían de nada. No pude restaurar el sistema con ellas.


JoomlaPack es la respuesta.

Esta extensión, con casi medio millón de descargas, te permite realizar copias de seguridad de tu sistema Joomla para que si un día los duendes entran en tu sistema y todo termina en desastre tengas copias de tu trabajo a mano para no tener razones para tirarte desde la azotea de un rascacielos por haber perdido meses de trabajo.

Después de la experiencia me doy cuenta de que lo de hacer TODOS los días una copia de seguridad es una buena costumbre, al menos en la oficina, y siempre, sobre todo, a partir del momento en que esto empiece a correr de cara al público. Porque entonces podría no ser sólo mi trabajo, sino también el de los usuarios del sistema, que también podrán enviar documentos, actualizar información, etc. hay demasiado en juego como para tomárselo a cachondeo.

Actualización: papá, si lees esto espero que estés orgulloso de mi. A mis veintisiete años, al igual que Hulk Hogan, yo también me he dado cuenta de que todo era mentira.

Advertisements

Patada en los dientes a Montesquieu

December 2, 2009

Estos días, cuando se supone que lo que se tenía que proponer era una nueva Ley de Economía Sostenible, por aquello de que tener ya casi cuatro millones de parados y un 18% de paro a nivel nacional no debería tomarse como un asunto de risa, resulta que nuestros políticos nos dan la agradable sorpresa de colar en medio de una ley supuestamente económica una reforma legislativa que busca perseguir aún un poquito más el uso de las redes P2P (emule, BitTorrent, etc.)

Aunque en principio nada tiene que ver el tocino con la velocidad, como quien no quiere la cosa a partir de ahora será el propio Ministerio de Cultura el que haga como los porteros en las discotecas -tú pasa, tú no ¿razón? porque me da la gana-. Será este ministerio quien decida cuándo se cierra un sitio web por violar la Propiedad Intelectual. Los jueces ya no pintan nada. Y el webmaster acusado de piratería tampoco, porque no tendrá derecho a un juicio y esas cosas que antes servían para decidir si alguien es o no culpable.

Como bien cuenta Nacho en el post lanzado por él, es dar un paso bastante peligroso. Hace algunos siglos existía una cosa llamada Antiguo Régimen donde “democracia” era una palabra que la gente corriente no solía utilizar de normal. El problema es que no se conocía. El Rey de turno, puesto por Dios directamente, según Bossuet, legislaba, gobernaba y aplicaba la ley como a él le daba la gana. Naturalmente, como él hacía la ley y luego la aplicaba, el “donde dije digo digo Diego” era más habitual aún que en el periodo post-electoral de la época actual, cuando a los políticos les entra el alzheimer y no recuerdan nada de lo que prometieron antes de la cita con las urnas.

Por eso mismo en esta época apareció un señor llamado Montesquieu que decía que quien hace la ley luego no la puede aplicar, por ejemplo. Por eso mismo tenemos unos órganos judiciales independientes del poder ejecutivo y del legislativo (al menos en teoría): para evitar que se legisle de una manera y luego, si no conviene, se aplique esa misma ley de otra.

El Barón de Montesquieu

El tema es que todo esto, como sabrán aquellos que tienen ya la ESO, son cosas de hace mucho tiempo, se conoce que quedan más o menos por la Ilustación, no es algo nuevo: el tema de la segregación de poderes. Una de las bases de un Estado democrático.

¿Qué vamos a hacer ahora? ¿Dejar que sea el Gobierno quien, porque le da la gana, actúe como juez? ¿No resulta esta una mala idea? ¿Eso de que sea el Gobierno y no un juez quien decida si una cosa cumple con la ley o no para ser publicada no recuerda un poco a la censura de una dictadura?

Hoy es el P2P, pero si nadie se queja contra esto, ¿qué garantías hay de que mañana no veremos al Gobierno de turno haciendo lo propio con cualquier otro área incómoda?

El rey de la Jumla

November 28, 2009

No, no estoy hablando de Johnny Weissmüller.

La experiencia Kiev me está dando la ocasión de descubrir los CMS -Content Management System, o Sistemas de Gestión de Contenidos-, que sirven para crear una página web, o incluso un portal, con una facilidad pasmosa, y estoy descubriendo especialmente Joomla (no Jumla)

Este CMS está ampliamente extendido a lo largo y ancho de todo el planeta. El hecho de que sea Open Source, lo que hace que gran parte de Joomla sea desarrollado por voluntarios, hace que este sistema esté para gran número de idiomas, lo que facilita que pueda ser utilizado en casi cualquier parte del mundo sin el impedimento lingüístico.

Otro factor que ha facilitardo su expansión ha sido el hecho de que es Software Libre, lo cual supone que el paquete base de Joomla, y muchas de sus extensiones también, puedan ser utilizados sin necesidad de aflojar un euro, a pesar de tener también algunas extensiones de pago.

Hablamos de extensiones porque Joomla tiene un cantidad de funcionalidades apabullante; lo que uno obtiene cuando lo descarga desde la red no es todo Joomla, sino el paquete base para poder crear una web con cuatro cosas. A partir de ahí, para cada cosa que se desee añadir a la web se tendrá que descargar una extensión diferente de Joomla.

Y el número de extensiones para Joomla es impresionante. En el momento de escribir estas líneas hay más de 3700 extensiones para Joomla, y cada vez que accedo a la sección donde estos complementos se publican, que es casi todos los días, veo que el número ha aumentado.

Respecto a seguridad y demás, Joomla es también una gran elección. Cada uno de sus módulos, que pueden haber sido desarrollados por un programador o por una compañía, es votado por quienes frecuentan este lugar; también se publican comentarios, y la gente escribe artículos en forma de crítica acerca de lo bien/mal que funciona cada extensión. Como muchas veces hay varias extensiones que hacen lo mismo, la selección natural que Darwin postulaba para los seres vivos funciona también para el software: sólo las mejores extensiones de Joomla sobreviven al paso del tiempo.

Yo me fijo mucho en que las extensiones que descargo sean populares, que hayan sido antes descargadas o vistas por mucha gente, que tengan muchas críticas hechas, etc. con esto uno se asegura de que el módulo descargado tiene una comunidad detrás, un respaldo popular, muchos más desarrolladores, y muchos más ojos vigilando que funciona como tiene que funcionar, o proponiendo soluciones cuando no es así. No puede ser lo mismo una extensión que utilizan 10 usuarios en todo el mundo que una que utilizan 100.000.

De otro lado, al ser todo el código abierto la gente sabe cómo está hecho Joomla por dentro, lo que hace difícil, y a la larga imposible, que las extensiones contengan virus, troyanos, puertas traseras, código espía y demás, lo cual no pasa con el software propietario.

Cualquier cosa puede ser hecha con Joomla. ¿Servidor de noticias? Se puede. ¿Un periódico online? Se puede. ¿Una tienda en la que se paga con PayPal? También. Cualquiera. Hasta rezar por Internet. Se puede. Y si no se puede, al ser Software Libre cualquiera puede desarrollar un nuevo módulo. Lo único que se necesita es tener unos ciertos conocimientos para ello, claro.

Joomla facilita la tarea del desarrollador, abre un universo de posibilidades, permite que gente con menos conocimientos técnicos cree/actualice también un portal…

Joomla es un mundo. Es el Rey de la Yumla.