Posts Tagged ‘felicidad’

La curva

March 7, 2010

Me dijeron que este momento llegaría.

En las jornadas del Chiscón, cuando todo empezó, nos contaron que todo voluntario tiene un momento en que se siente bajo de ánimo. Todo buen voluntario se siente eufórico cuando llega a destino. Salvo que ese hombre no sea humano, claro.

Pero lo normal es que uno sienta un subidón de adrenalina cuando llega a destino: un lugar exótico, al que has sido enviado como experto en terreno por la ONU, para trabajar por séis meses como Voluntario. Tal vez mi caso fuera especial, porque además yo nunca había estado en el extranjero.

Más tarde es cuando viene la caída.

También, por lo que sé de otros compañeros, se puede uno encontrar otros cooperantes que lo que tienen son subidas y bajadas de ánimo constantes.

La experiencia VUNU es un estanque cuya agua puede acabar ahogando.

(more…)

Invent-man

February 28, 2010

Charlo con un amigo en la discoteca.

– No ha habido suerte encontrando trabajo, ¿eh?
– No, David, está la cosa complicada
– Para todo el mundo, claro
– No, tengo amigos que han encontrado una maravilla de trabajo casi sin moverse de casa
– Casi sin moverse de casa, claro

(more…)

Fracasando. Aprendiendo a vivir.

February 25, 2010

“¿Para qué nos caemos, amo Wayne? Para aprender a levantarnos”
Alfred, el fiel mayordomo de Bruce Wayne le consuela así en esta secuencia de “Batman Begins”. Buena falta le hace. Si ya hay padres que le pegan la bronca a sus hijos por abollarles el coche el fin de semana los de este deben de estar removiéndose en sus tumbas al ver que gracias a su hijo la multimillonaria mansión que construyeron tiempo atrás está más chamuscada que un ninot valenciano la noche de San José.
(more…)

Feliz Aniversario, Hombre Humano

February 16, 2010

Esta es la entrada número 100 de El Hombre Humano. Tengo mis razones para celebrarlo, porque anteriormente ya había tenido otros blogs, como tanta otra gente, y como tantos otros blogs de como tanta otra gente había posteado cuatro entradas y luego los había dejado morirse de asco.

Pero este parece seguir vivo. Lo está por mi voluntad de escribir en él. El sitio que estás visitando, lector, es el producto de muchas noches de dormir apenas tres o cuatro horas mal contadas, de muchas noches en las que, queriendo plasmar con contenidos audiovisuales sensaciones y pensamientos de una manera que vaya más allá de las palabras, he buceado de punta a punta por La Madre Red en busca de ese vídeo, de esa imagen, esa canción o ese lo-que-sea que pudiera mostrar en algo menos que las famosas mil palabras lo que por mi cabeza pasaba. Por la Madre Red o por mi mente, cuando quería buscar las palabras adecuadas. Además ha estado la parte técnica, que en ocasiones tampoco se ha quedado corta.

Pero también lo está, por lo menos en parte, por ti, lector.
(more…)

Última oportunidad

January 25, 2010

Esta probablemente es una de las secuencias más famosas de la historia del cine.

William Wallace arenga al pueblo escocés para enfrentarse a la armada inglesa. Es una escena llena de fuerza, con un discurso enfervorecido sobre la patria, la libertad, el valor y todo ese tipo de cosas que tanto gustan al espectador mientras se pone hasta las orejas a comer palomitas en el cine.

Pero más allá de eso, algo interesante del discurso de Wallace es la mención al último día de la vida de una persona, y a lo que esa persona, en ese momento, sería capaz de dar por una oportunidad -sólo una oportunidad, como dice él- de volver a un sitio a hacer algo que en su día no se atrevió a hacer. Puede ser volver a ese campo de batalla donde la sangre de tantos hombres se va a derramar, por poder luchar por la patria escocesa… pero para otros, eso podría ser, por ejemplo, la experiencia de pegarse un baño en el Dnipro en pleno invierno, sobre todo si es una costumbre propia del país en cuestión.
(more…)

Una mentira que provoca una sonrisa

January 8, 2010

… sobre todo a las grandes superficies.

El ser humano vive envuelto en mentiras desde el primer hasta el último día de su vida. Ya desde pequeños se nos habitúa a esta forma de existencia, con una pequeña mentira como es la de los Reyes Magos.

A veces la realidad es demasiado dura como para admitirla, y es en esos momentos cuando mucha gente prefiere contar una mentira que hace feliz a una persona que una verdad que puede hundirla.

Es por este tipo de cosas que la gente se cree, a lo largo de su vida, cosas como los Reyes Magos, las peleas de Hulk Hogan, los programas electorales o el programa de El último superviviente.

(more…)

Buenos propósitos para el Año Nuevo

January 1, 2010

Feliz 2010 a todo el mundo y parte del extranjero.

Es en días como hoy que uno decide hacerse promesas estúpidas que no cumplirá para el Año Nuevo. ¿Quién no ha dicho después de las uvas y el cava eso de “este año me apunto al gimnasio”? Bueno, eso sí se cumple, la persona se apunta, se deja un dineral por la anualidad… y después no va. O “me pondre a aprender inglés”. Con la primera lista de verbos irregulares se le quitan las ganas, a este otro. O “dejaré de fumar”, cosa que también se lleva a la práctica, pero la persona deja de fumar en enero y en marzo ya se ha reenganchado. Ha prometido dejar de fumar, pero no ha dicho nada de no volver a hacerlo.

Bueno, un servidor también tiene propósitos para este Nuevo Año. Los comentaré en este post en tono socarrón, no porque no sean interesantes, sino porque probablemente sean demasiados como para llevarlos todos a término durante el corto tiempo que me queda de experiencia VUNU. Demasiado arroz para tan poco pollo.

– Tener El Hombre Humano más actualizado que lo he tenido hasta ahora
– Contactar a Juntos por la Vida, una ONG ubicada en Valencia que trabaja para mejorar la vida de esos niños que no tienen de todo en Ucrania, para llevar a cabo algo con ellos
– Echar una mano en la creación de un diario online para un grupo de Voluntarios de Naciones Unidas en Cherkassy
– Alguna cosa habré de hacer también para la Agencia de Refugiados de la ONU en Kiev
– ¿Un sistema de citas (que nadie piense mal) para la Embajada de España en Kiev?
– Por supuesto, finalizar Living Heritage, el portal de la Youth y crear tutoriales para que los UNV de Ucrania aprendan a manejar estas herramientas
– (…)

De otro lado, me quedan también otras cosas para el resto del año, como hacer un buen curso de Económicas o encontrar trabajo y esas cosas que dan de comer a la gente normal.

Como siempre, me gusta meterme en la boca más comida de la que puedo masticar. Espero que el mordisco no se me atragante.

Feliz Navidad 2009

December 26, 2009

La Navidad es una época especial. Es un momento para acordarte de la gente a la que quieres. Bueno, aunque para eso cualquier día es bueno.

Querido visitante: deseo que estos días sean lo mejor para ti y para los tuyos. Si estás leyendo esto probablemente seas un familiar o un amigo del autor de este blog. Y si no lo eres, de todas formas te deseo una Feliz Navidad, quien quiera que seas.

Pero hay también un grupo de compañeros para los que desde hace tiempo quería hacer algo especial.

Alex, Cere, Carlos, Sonia, Carmen, Víctor, Inés… la lista es muy larga. Tanto como los sitios de donde provienen: Canarias, Murcia, Salamanca… de todas partes de España. Y tanto también como la lista de destinos (TORs, para los amigos) donde están viviendo sus respectivas experiencias VUNU: Filipinas, Egipto, Jordania…

El vídeo que hay a continuación está dedicado a todos ellos. Para todos mis compañeros de promoción VUNU 2009 – 2010. A todos vosotros, y donde quiera que estéis:
Feliz Navidad 2009, VUNUs del mundo.

Prometo aprenderme la canción en guitarra para la próxima vez que estemos juntos

No es más rico quien más tiene…

November 20, 2009

…sino quien menos necesita.
Esta es una de las grandes verdades de la vida. Me lo han demostrado esta tarde. Hoy he vivido la que hasta ahora ha sido la mejor experiencia desde que estoy en Kiev. Y no sé si llegaré a vivir una mejor.

Desde hace poco he empezado a recorrer las calles de Kiev. Dedico horas y horas a recorrer el camino de una estación de metro a otra a pie. A veces es más complicado de lo que parece.

Estaba en la parada de metro de Voksalna. Me encaminaba a la siguiente, Universitiet. Al salir de Voksalna veo que no sé cuál era el camino exacto. Si me pierdo antes de empezar el camino, voy listo.

Hay muchas tiendas alrededor de Voksalna. Me dirijo a una de ellas, donde seguro sabrán como llegar a Universitiet.

La tendera no sabe responder, pero una señora mayor que hay al lado con un pañuelo en la cabeza me coge y empieza a contarme cosas. Como puedo le entiendo que no tienen ni idea de llegar a Universitiet andando, que coja el metro. Como quiera que insisto en ir andando -de eso se trata- la mujer me pregunta si tengo dinero -ella a mi-. Vaya. Hoy precisamente llevo dinero encima para pagar mi alquiler. No desconfío de la señora, pero sí de quien pueda haber alrededor. Al lado hay varios hombres, presenciando la conversación. Con el dinero que llevo encima, prefiero decir que no.

Bien, pues uno de esos hombres, de los que tanto desconfiaba, me da un billete de 2 UAH para que pueda coger el metro, mientras la señora me coge y me lleva hacia su puesto en la calle, una mesa destartalada en la acera en la que tiene huevos y manzanas. Intento rechazar el billete, pero ellos insisten en que me lo quede. Al final no puedo resistirme más sin que parezca un desprecio. He de aceptarlo. Además, se me cae el billete y otro de ellos me lo señala para que lo recoja. Así lo hago. La mujer, por su parte, me regala una manzana. A ella también le digo que no, que no la necesito. Pero ella está decidida. Muy decidida. De hecho, me regala dos “para que coma esta noche”.

La situación es absurda. Yo ya he cenado, en un McFoxy cercano (la versión ucraniana de McDonalds).

Además, probablemente llevo más dinero encima del que pueda ganar ella en todo un mes. Es de risa.

Pero por eso mismo me impacta. Siempre es la gente más humilde la que está dispuesta a renunciar a lo que tiene por ayudar a los demás. Es irónico. Y ser capaz de hacer eso demuestra que esa gente es feliz. La gente que no lo es no puede ser tan generosa.

Volviendo a casa siento un sabor agridulce, pensando en la fotografía de esa mujer hablando conmigo, y el otro hombre dándome las dos hrivnas. Visto mejor que ellos. Probablemente llevaba diez veces más dinero en el bolsillo que ellos (o más). Pero siento como si, efectivamente, el mendigo fuera yo. Económicamente pueden ser desgraciados. Humanamente, son gente con una gran fortuna.

Creo que mi estancia en Kiev me dará la oportunidad de ver lo mejor y lo peor de estas gentes. Aunque no sé si podré ver algo mejor que lo que he visto esta tarde.

Experiencias como esta me hacen pensar que tal vez haya alguna esperanza. El Hombre Humano existe de verdad.