Una falla auténtica

La de arriba es la Falla Escalante – Amparo Guillén. Una falla auténtica. Y hace honor a aquello que decía Antonio Machado: Sólo los idiotas confunden valor y precio. Su valor es altísimo (era, deberíamos decir, tras la Cremà el día 19), pero el precio fue de sólo 41 euros.

El origen de las Fallas se remonta a cuando los carpinteros utilizaban los restos de las piezas de madera de sus talleres para hacer hogueras cuando llegaba el mes de marzo. Se elegía el 19 de marzo por ser San José, el carpintero más famoso de la Historia, por eso de ser el padre de Jesucristo, y a la postre el patrón de la profesión.

Más tarde, con la broma, a la gente se le ocurriría empezar a hacer figuritas y demás, pero las Fallas, en un inicio, no eran más que eso: un quemar lo que había sobrado de una temporada para empezar otra (bueno, comenzar la época primaveral).

En los últimos tiempos las Fallas han pasado a ser algo un poco diferente: los presupuestos de varios miles de euros son la norma. Las grandes fallas de Valencia (Na Jordana, El Pilar) rondan presupuestos de 200.000 ~ 300.000 euros. Y el record en los últimos años se lo ha llevado siempre Nou Campanar, con un presupuesto este año de 400.000 euros, pero que otros años ha alcanzado los 900.000.

Siempre me hace gracia cómo en este país la gente gasta lo que no tiene (no estoy mencionando a ninguna de las fallas mencionadas en concreto, cuyas cuentas no conozco, por otro lado, sólo haciendo una observación de algo muy generalizado en la cultura española)

La falla Escalante tenía una deuda acumulada con Hacienda de 6000 euros. Es una falla montada por los vecinos del barrio que participan en esa agrupación fallera.

Decidieron quemar lo peor que tenían esta temporada. No fue la madera en forma de mesas, sillas o los trajes viejos para tirar a la basura con los que vistieron los ninots de la Falla. Era la deuda con Hacienda.

La falla de este año costó 41 euros. Fue construida con todas esas piezas que bien podrían haber acabado en la basura.

Los vecinos de esta falla, este año, han exhibido varias cosas: una falla auténtica, genuina, como se hacían al principio, pero también una sensatez y un sentido común bastante fuera de lo común. Es así como en las llamas del 19 de marzo ha ardido la madera que les sobraba en sus casas, pero también lo peor que pudiera tener la agrupación fallera: su deuda con Hacienda.

Ojalá cundiera el ejemplo en este bendito país. Tendríamos menos problemas de los que tenemos.

Tags: ,

One Response to “Una falla auténtica”

  1. Victor Says:

    de acuerdo contigo!! eso es…

    cuando vi que en la crema del este año en la ciudad de Valencia se quemaron las fallas con un precio de 8-9 millones de €!! pense…

    ¿¿alguien quemaría 8-9 maletines de 1 millon de €??… no está la situación en España (ni el mundo) para quemar (derrochar) el dinero… y mucho menos el arte!!

    un abrazo crack!!

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s


%d bloggers like this: