Techo de déficit en la Constitución

La foto no busca herir sensibilidades, más bien sólo hacer un poco de coña; lo que pasa es que un servidor está de acuerdo con quien dijo aquello de que “modificar la Constitución porque lo diga Alemania es ya de traca”.

Todo está pasando muy rápidamente. Ha sido esta misma semana cuando ha saltado la liebre de que el Gobierno desea fijar un límite al déficit público en la Constitución, como hiciera Alemania en 2009. Y las reacciones, especialmente por parte de los sectores progresistas, no se han hecho esperar. ¿Por qué está siendo esta reforma tan polémica? ¿Qué hay detrás de ella?

Lo de fijar la regla de oro de la que hablaba Alemania tiempo atrás, consistente en fijar en la Constitución de cada uno de los Estados miembros un techo de déficit está trayendo cola estos días. Veamos algunas claves sobre el tema:

1.- El momento en que se plantea es importante, y tiene mucho que ver con la oposición que está generando en los sectores progresistas: hace nada América ha estado al borde del default y, para limar sus diferencias y llegar a un acuerdo los dos grandes partidos han tenido que ceder a varias de las exigencias del Tea Party, el ala dura de los conservadores americanos, que llegaron a bloquear la negocicación… y una de sus exigencias era, precisamente, el establecimiento de un techo de gasto. ¿Aumento de impuestos? Ni tocarlos. Esto hizo mucho ruido porque se vio como una victoria de esta formación ultraconservadora. Inmediatamente después salió la pretensión de Merkel y Sarkozy de implantar La regla de oro de limitación de déficit por Constitución en toda la eurozona, y ya empezó el run run de si Europa era o no un inmenso Tea Party. Que esta reforma se plantee nada más haber pasado esto hace que los sectores progresistas lo vean como una medida sumamente conservadora; quizá si se hubiera planteado hace séis meses, antes del asunto de la deuda de EEUU no habría tenido el eco que ha tenido esta semana

2.- Una vez se da la traca de inicio, en la que aparecen hasta disidentes dentro del mismo partido que la ha propuesto, suenan voces pidiendo un referendum para refrendarla; no es de sorprenderse. La gente está habituada a que para hacer cualquier cambio o sacar cualquier cosa adelante que se espera como agua de mayo pasen meses y meses de negociaciones entre partidos, agentes económicos, etc. Y justo esta, que tan polémica resulta tal como se ha planteado, se la están ventilando en dos almuerzos. Además la regla se aplicaría a partir de 2018, con lo que la gente se pregunta a qué viene tanta prisa

3.- Al respecto, uno de los mejores comentarios que he leído. Se puede decir más alto pero no más claro. Lo que no puede ser es que mientras se recortan prestaciones sociales, se congelan (o incluso recortan) salarios a los funcionarios, cosa que después acaba afectando negativamente también a los salarios en el sector privado, etc, etc. nos estemos gastando un dineral en el AVE, la mayoría de cuyas líneas no son rentables, y las vamos a pagar entre todos, en aeropuertos “para las personas” y en otras obras de infraestructura de un rentabilidad que no se cree ni el más tonto. El peligro es que se apruebe el límite al déficit y se recorte de sanidad, educación, prestaciones sociales y demás y no se recorten estas insensateces

4.- A este respecto, otra cosa que seguro ha contribuido al cabreo de los sectores progresistas es el hecho de lanzar esta propuesta, que se supone que pone el punto de mira sobre los gastos superfluos, justo después de la visita del Papa a Madrid, con todos los costes que esto ha supuesto a las arcas públicas debido a las facilidades concedidas a los peregrinos.

5.- Razón por la cual también sería cuestión de que junto con esta se aprobara una reforma constitucional respecto a los mínimos que tiene que cumplir quienquiera que esté en el gobierno respecto a prestación de servicios públicos para la sanidad, la educación, protección social e I+D

6.- … mínimos NO de gasto, de prestación de servicios: que se busquen la vida para hacer más eficiente el Estado del Bienestar. El Estado del Bienestar sueco es el más eficiente de Europa. El español es el menos. Todo esto, considerando las prestaciones que éste da a la gente en proporción con los impuestos que éste toma de ella. ¿Acaso no es para exigir que esta mala gestión se corrija? ¿Es que cuando se habla de reducir gasto no saben hablar de mejorar la gestión y así prestar los mismos servicios con menos dinero, sólo de dar un peor o menor servicio?

7.- Una de las mayores preocupaciones de los mercados financieros respecto a España es el tema de las cuentas públicas en las Comunidades Autónomas. La idea parece ir dirigida a hacer un brindis al sol ante los mercados para construir confianza. A corto plazo el único efecto positivo (aunque no es poco) sería la mejora de las expectativas de los agentes sobre la solvencia del país, con disminución de la prima de riesgo al estar los mercados más dispuestos a prestar a España. Aunque está por ver hasta qué punto sería efectiva la reforma en este sentido.

8.- Pero hay un problema con esta reforma, el mismo que con todas las demás que se están realizando; es de utilidad si la adopta un sólo país, pero si otros países la adoptan también cada uno contrarrestará la reforma del vecino. La Unión Europea, por esta y otras razones, no puede seguir como está. Necesita también reformarse y cambiar su estructura política y la forma en que se toman las decisiones

9.- En estos momentos es cuando aprobar esta medida va a ser menos problemático. El Presidente no se presenta a la reelección, con lo que no tiene que preocuparse por el impacto electoral de la aprobación de una medida que, sobre todo por el momento en que se ha lanzado y cómo se está haciendo, está siendo sumamente polémica. El partido, además, se ha quedado en las últimas municipales y autonómicas con casi ningún poder territorial, así que el PSOE no tendrá barones territoriales en su interior que pongan palos en las ruedas a la reforma. Y, por parte del PP, es una idea que ya tenían en mente desde hace tiempo.

10.- El techo de déficit del que habla la reforma se refiere al déficit estructural. Es decir, que no afectaría a los estabilizadores automáticos: cuando viene una crisis se recauda menos por Impuesto de Sociedades, IVA e IRPF, pues hay menos empleo, menos beneficios empresariales y menos consumo, mientras que los gastos aumentan por el pago del subsidio de desempleo. Esto genera déficit público, pero sirve para activar la economía, al suponer de manera automática aumento de gasto público y reducción de impuestos. Estos mecanismos, hasta donde yo entiendo, no deberían verse afectados por la regla de oro. Lo bueno es que no impediría, como algunos temen, por ejemplo, el pago del subsidio de desempleo en época de crisis, por lo ya comentado. Lo malo es que frena muchísimo el paso a realizar una política discrecional para reactivar la economía, como fuera el Plan E. Y lo peor es que en ocasiones, para coordinar políticas fiscales en la eurozona, puede ser necesario que mientras unos recorten déficit, otros lo amplíen. Si los 17 miembros de la eurozona aprueban esta regla podemos tener un problema muy serio en el futuro al ver limitada la posibilidad de llevar a cabo este tipo de actuación.

11.- Finalmente, tal como muestra el dibujito con que abría el post, lo cierto es que la imagen que está dando la eurozona (no sólo España, sino la eurozona al completo) es de que los gobiernos nacionales son el limpiabotas de Alemania, que es la que realmente dicta la política que cada uno tiene que llevar a cabo. Si Europa ya era objeto de críticas por la forma de gobierno a nivel comunitario, cada vez más hace que también lo sean sus socios a nivel nacional; el sistema está perdiendo credibilidad tanto individual como conjuntamente. Tarde o temprano Europa tendrá que afrontar una reforma de arriba a abajo mucho más profunda que ninguna de las que venimos viendo aquí y allá. Como diría Alfonso Guerra, pero esta vez sobre la Unión Europea, no sobre España: “cuando esto acabe no la va a reconocer ni la madre que la parió“.

Sobre el tema se puede escribir (y se está escribiendo, de hecho) mucho. Aquí y aquí un par de artículos de Fernández Villaverde en el blog NadaesGratis.

Tags: ,

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s


%d bloggers like this: