Mis amigos los Mogwai

 

Gizmo, el último Mogway

 

Un artículo que vi tiempo atrás sobre el arte de postear y cómo mantener a tu audiencia fiel. Yo no he predicado con el ejemplo, porque llevo dos meses sin pasarme por aquí. Problemas de agenda. Sin embargo, lo que dice el artículo, (muy bueno, por cierto, digno de comentario), dicho de forma cortita, es que las tres reglas que se aplicaban a los Mogwai se aplican también a los lectores de un blog…

Primera regla: no dirijas luces brillantes hacia ellos

Aunque con un blog hay que hacer más bien lo contrario: deslumbrar a tu audiencia. Hoy cualquiera puede hablar de cualquier tema en internet… bueno, y si vives en España y eres Belén Esteban entonces, en cualquier medio, pero eso es otra historia.

La gracia no es abrir un blog y escribir como uno más, sino hacerlo de manera única. El artículo menciona el caso de Gary Vaynerchuk con el vino, el cual es único, pese a toda la gente que escribe sobre ese tema. Por eso es tan famoso en la blogosfera.

A parte de eso, recomienda estar siempre leyendo, escribiendo ideas para nuevos posts y trazando calendarios de edición de entradas.

Segunda regla: no mojarlos

Aquí también da el consejo opuesto: mojar a la audiencia para que se multiplique.

Se basa en llevar a cabo posteos y acciones sorprendentes que hagan que el blog sea twitteado y referenciado todo lo posible: multiplica a tu audiencia.

Tercera regla: no darles de comer después de media noche.

Esta regla habla del tiempo. La más importante, según el autor del post. Y estoy totalmente de acuerdo. En la película era media noche, aquí es algo discrecional: queda a la elección del blogger. Pero lo importante es que una vez se haya hecho ese esquema se respete. A ese respecto, algunos patrones de posteo de entradas:

Ser consistente: ser previsible en el posteo; por ejemplo, postear cada lunes, o cada fin de semana, de manera que la audiencia del blogger sabe cuándo entrar a ver novedades

Ser puntual: respetar ese esquema y buscar el mejor momento del día para hacerlo (¿por la mañana para que el post sea visto desde el principio? ¿por la noche porque es el momento libre del día, y la audiencia se despertará al día siguiente con el post del día anterior?)

No ausentarse: el mejor ejemplo soy yo mismo: ¿qué habrá pasado con mi audiencia después de dos meses de no poner nada aquí?

Para todo esto las herramientas de programación de entradas pueden ser de gran ayuda: puede ser muy útil que el mismo blog postee él solito entradas precocinadas para el momento que tú le digas, y así seguir estas pautas sin que por ello estés siempre disponible en ese momento.

Todos estos consejos los da el artículo sin perder de vista la “responsabilidad” que supone tener un blog: si lo tienes probablemente es porque quieres tener una audiencia. Y es verdad.

Tener una audiencia motiva muchísimo. Es una de las razones por las que este mismo blog, abierto hace año y medio, aún vive, pese a estar algo abandonado. Da gusto saber que no predicas en el desierto.

Tags: ,

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s


%d bloggers like this: