Caminando entre dinosaurios. Benidorm.

Faraónico. Es la única palabra que acierto a articular cuando me sumerjo en este océano de edificios de de treinta y tantas plantas.

Benidorm, a pesar de tener un nombre que parece sacado de El Señor de los Anillos, está situado a unos 140 Kilómetros sur de Valencia capital. El acceso a este lugar es sencillo gracias a la autopista AP-7. Hora y media de coche es suficiente para llegar allí desde la ciudad del Turia. Lo que también es, de otro lado, un poco caro debido al peaje de la autopista, unos once o doce euros.

Benidorm está lleno de rascacielos con piscina y jardín de comunidad que vienen de serie. Guarda en sus entrañas un crisol de culturas: mucha gente del norte de Europa, en algunos casos jubilados que prefieren pasar sus últimos años de vida con una casita a pie de playa en este lugar ejerciendo la profesión de rico desocupado, pero también gente de otras partes del mundo, en muchos casos de Europa del Este, pues en más de una ocasión he reconocido a gente hablando en ruso. La ciudad hace del turismo uno de sus principales motores.

En ese sentido Benidorm es criticada debido, por ejemplo, a los rascacielos en primera línea de playa o a la masificación que en ella se da. Pero a la gente en muchas ocasiones también se le escapan las virtudes de este lugar.

Se habla del impacto ambiental de este modelo urbanístico, pero lo que no se habla es del que podrían tener sus alternativas. ¿Qué pasaría si en vez de un edificio de 30 plantas con 100 viviendas y piscina y jardín comunitarios para todos ellos, como son muchos de ellos, hubiera 100 bungalows cada uno con su piscina y su parcela dedicada a jardín privado? ¿Cuál sería en ese caso el consumo de agua y la superficie utilizada para urbanización?

Nótese también que de cara al aprovechamiento de los servicios públicos este ordenamiento ofrece además numerosas ventajas: el alumbrado público se aprovecha mucho más, así como las líneas de transporte público, que alcanzan a muchos más usuarios, por sólo mencionar algunos ejemplos.

Como en muchos otros sitios, la costa se debería haber respetado más, pero al margen de esto, junto con sus inconvenientes, este modelo urbanístico tiene más ventajas de las que en muchas ocasiones se le reconoce.

Tags:

One Response to “Caminando entre dinosaurios. Benidorm.”

  1. Паша Says:

    очень интересно!

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s


%d bloggers like this: