En el frente: hasta la última bala

De Museo de la Guerra – Kiev

El avance alemán no fue tan rápido como esperaba el Reich.

En el bando soviético se da la orden de que Ucrania no capitule. Kiev no debe caer, y se debe mantener la lucha hasta el último hombre, hasta la última bala.

Con lo comentado anteriormente en cuanto a problemas de equipo y de ejército que tenía el bando soviético, es fácil de imaginar qué fue lo que pasó: el mantenimiento en pie de la ciudad se hizo a base de carne de cañón. Jóvenes ucranianos que servían de carnaza para recibir las balas, para evitar que en Kiev se empezara a hablar el alemán.

Los nazis estaban interesados en llegar hasta el este por los recursos naturales que esta zona tenía. El objetivo era Georgia, de la que un gasoducto abastecería a Europa de manera que Germania no tuviera que importar las fuentes energéticas, porque se habrían conquistado. No es de extrañar. El hacer una política económica orientada únicamente al nacionalismo hizo al Reich no comprar el petróleo a terceros países mientras la fiesta les duró, pero eso supuso que los alemanes llegaran a pagar hasta ocho veces más por el petróleo, precisamente por no importarlo.

Ucrania estaba en el paso hacia este lugar.

Pero, como decía, las cosas no fueron tan fáciles. Los numerosos bunkers apostados a lo largo de los pasos hicieron que los alemanos no pudieran avanzar tan rápido como esperaban. Desde estos lugares los soldados soviéticos podían disparar bajo cobertura a unos alemanes que llegaban a campo abierto. La única posibilidad de franquear un área controlada por un bunker era conseguir que alguien con lanzallamas se apostara al lado del mismo, consiguiendo lanzar una llamarada al interior, de esas que pasan de los 1000ºC, friendo a todos los soldados que hubiera dentro.

Los alemanes sabían de las dificultades que presentaban los bunkers. Por eso preferían rodearlos, lo cual también hacía más complicado el avance.

El museo también muestra las herramientas colocadas en el terreno por los rusos para frenar el avance de la maquinaria de guerra alemana. Como se puede ver en el album, el museo también muestra vehículos, desde coches hasta aviones, utilizados en la contienda.

Con el tiempo, también aparecería la Resistencia. Aquellos que, conforme los nazis avanzaban, abandonaban las ciudades para vivir en las montañas y combatir la ocupación alemana con una guerra de guerrillas. Algo que recuerda, y mucho, al maquis en España. El museo muestra algunos de los aparatos usados por la resistencia para comunicarse por radio.

El tiempo pasó y el General Invierno apareció, decantando la balanza de la guerra a favor de Rusia, pues los alemanes no estaban preparados para la lucha durante esta estación, al menos en un área donde es tan dura como esta.

No fue un rival fácil para el Reich, a pesar de que el precio para Rusia fue altísimo: 60 millones de vidas, según el museo.

Tags: , , , ,

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s


%d bloggers like this: