No hay cuchara

Durante la despedida alguien me ha regalado una cuchara. La ha hecho esa misma persona, para mi.

Es cierto. No hay cuchara. Porque lo importante no es la cuchara en sí misma.

Lo importante es que alguien ha dedicado su tiempo a hacer esta cuchara como recuerdo para mi. Lleva incluso mi nombre escrito en el reverso. Es uno de los mejores regalos que me han hecho, sin perjuicio de que los demás también me encanten.

No hay cuchara. Es su transfondo, lo que hay detrás de ella, lo que la hace tan valiosa.

Tags:

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s


%d bloggers like this: