El tranvía

Costó sólo algo más de 1000 hryvnias para 21 de nosotros alquilar un tranvía para darle una despedida muy especial a una de las chicas del grupo.

Su estancia en Kiev había terminado y ella se preparaba para volver a España.

El tranvía salía desde al lado de Podol, y llevaba a través de diferentes barrios de Liev hasta llevar a las afueras para luego dar la vuelta y volvernos a dejar en el sitio de donde habíamos salido.

Barrios periféricos, donde los mercados callejeros convivían con la suciedad de la basura, sitiada al lado mismo de los primeros.

Mercados parecidos al rastro, en los que se compran y venden bienes de segunda mano de todo tipo, a bajo precio pero en un estado muy cuestionable en algunos casos.

La imagen era tragicómica, y la verdad es que resumía perfectamente lo que se vive tanto aquí como en muchos otros países con un alto índice de pobreza: los expat arriba en un precioso tranvía, decorado para la ocasión, tomando un apetitoso almuerzo, y la población autóctona a pie de calle, malviviendo de la venta de chatarra y rodeados de porquería. Me alivia el saber que el bonito tranvía al menos no es tan caro. Apenas unos 5 €.

El tranvía nos llevaba a través de aquellas barriadas mientras la gente nos saludaba amigablemente desde la calle. Son pobres, pero son felices.

Llegados a un lugar fuera de Kiev, paramos para que, por supuesto, los fumadores sacíen su vicio, y de paso dar un paseo por el bosque. Un paseo rápido, porque el conductor del tranvía es como las manzanas. No es-pera, el tío. Ya nos ha dado algún susto en una parada anterior para ir al servicio. Quién nos dice que no es capaz de dárnosla para esta.

Bajamos por un lindero a través del bosque, hasta encontrar un pequeño puente sobre un helado río. ¡Oh sorpresa! Pensé que este tipo de cosas sólo pasaban en los dibujos animados, pero no. También en la vida real. Agujero en el hielo, sillita, mucha paciencia y a ver si pican.

Pescando sobre el hielo a través de un agujero

Con una caña así, la gracia es que este hombre consiguiera capturar un atún de dos metros, como pasa en los dibujos.

De vuelta ya al tranvía. Señores, por favor, prepárense para una foto para la posteridad.

Toda la cuadrilla

Tags: , , , ,

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s


%d bloggers like this: