El carteroff

Desde luego, si el personaje al que da vida Kevin Costner se hubiera metido a salvador de Ucrania empezando su carrera como cartero, se le había caído el pelo. Por cierto, un servidor se ha pasado más de cinco años ejerciendo, así que si España se viene abajo por culpa de la crisis y aprendo a montar a caballo un día de estos… quién sabe.

Eran principios de febrero cuando fui a enviar un paquete a la oficina de correos cerca de la Youth. Una compañera me acompaña para ayudarme a hablar con la de la ventanilla, rellenar la hojita (por Dios, ¿cómo vas ni a respirar en este país sin rellenar un formulario?) y, en definitiva, a que el paquete llegue a buen puerto. Nunca mejor dicho. Va a Valencia, mi ciudad natal.

– Me encanta ir a Correos contigo – me dice la compañera
– ¿Por qué?
– Sencillo: se te ve la cara de extranjero, y se te oye hablando inglés. Y de repente un funcionario que por poco te escupe si eres ucraniano se vuelve majo, majo y majo. Y lo hace todo mucho más rápido que lo que es normal. Casi parece que trabaje a velocidad humana. Sólo hemos tardado media hora para enviarlo.

Por lo visto, según ella me cuenta, puede que sea algo relacionado con querer sentirse cerca de la gente de otros países. Una especie de voluntad de aprender por hacer las cosas mejor. Por mejorar Ucrania. Algo muy positivo.

Lo que quizá no lo sea tanto es cómo funciona el correo entrante. Nada que ver con cómo funciona el saliente, que llega a su destino en los 7~10 días que habíamos hablado con la de la oficina.

En esos mismos días se me mandaba un paquete a mi también. Tendría que haber llegado hacia mediados de febrero.

Yo ya había visto llegar, un par de meses atrás, un paquete abierto, sin el contenido que debería ir dentro. El cual debería haber sido un pasaporte.

– Igual lo robaron
– ¿Y para qué querría alguien un pasaporte ajeno?
– Se me ocurren algunas ideas: cambiar la foto o manipularlo de alguna manera para entrar en Europa, por ejemplo

Dios. Se me había olvidado que esto es Ucrania. Y la mayor parte de sus paisanos están hasta las narices de vivir en su propia patria.

Mi paquete llegó a principios de marzo. Entero, pero se tiró casi un mes, más del doble de lo esperado, para llegar. Tuve suerte. Mi amiga me cuenta muchas han sido las veces que se ha quedado esperando, compuesta y sin paquete.

¿Qué había pasado?

“Lo paran en la frontera, cuando va a entrar al país” me cuenta Sebastián. Vaya. Y supongo que, según con qué pie se haya levantado el funcionario de turno, lo abren y lo interceptan o no.

El cuerpo del delito: un libro de poesía española

Ahí está. Algo tan peligroso como un libro de poemas en español es lo que probablemente levantó las alarmas en la frontera ucraniana para tirarse dos semanas mareando la perdiz con él.

Cierto es también que aquí es importante, cuando se recibe un envío desde fuera del país, ser muy meticuloso poniendo exactamente la dirección, preferiblemente en cirílico, con el número de apartamento, el distrito postal y todo lujo de detalles. Aquí no hay un portal número 7. Hay un número 7 que igual tiene tres portales: uno para los apartamentos 1 a 5, otro para los que van del 6 al 14 y otro para los del 15 al 20. Sabiendo que la mayor parte de los buzones están que da pena verlos, y por supuesto no pone ni nombre ni nada en ellos y la distribución de los pisos para varios portales en un mismo número, es recomendable hacer un envío de sobresaliente.

Si hay algo que no está claro, no me creo que el cartero se vaya a volver loco para encontrar el apartamento, quedándose la carta/paquetito por el camino o devolviéndose a su procedencia. No pasa como en España, donde muchos vecinos esperan que el cartero se sepa los tropecientos mil nombres y domicilios de todos los vecinos del barrio.

Desde luego, la profesión aquí es un poquito más complicada.

Tags: , , ,

One Response to “El carteroff”

  1. Pablo Says:

    si quieres estar seguro de que tu correo llegue a su destinatario puedes mandarlo con la opción del recibir el destinatario la carta de 1 mano: el coreo llega al cervicio de correo, ellos te mandan una hoja diciendo que hay una carta o paquete que te esta esperando en el correo o el cartero llega a tu casa con la misma nota. Luego tienes que llegar alla con el pasaporte y recibirlo.

    no necesitamos saber los números de portales, porque los números de apartamentos se ponen en el rótulo a la entrada de portal.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s


%d bloggers like this: