Descubriendo la sauna ucraniana

Retreat de UNV Nacionales en Zakarpatia, diciembre de 2009

¡Oh, por Dios!
Este sitio tiene sauna, piscina y demás y resulta que yo no tengo ninguna ropa de baño, ni zapatillas para ello.

En fin. Tendré que usar ropa interior normal para estas cosas. Estaré la mar de cuco con unos “sleeps” comprados unos días atrás en el mercadillo al lado de casa. Usaré mis zapatillas de andar por casa, que ya están bastante viejas, además, para ir a la piscina o a la sauna.

Después de un rato en la piscina, un par de compañeras UNV me proponen hacer un rato de sauna. Se llaman Laryssa y Annia, y son UNV Nacionales de Ucrania, aunque no por mucho tiempo antes de pasar a ser UNHCR, reservan la sauna del hotel.

Aquí la sauna es mixta, así que cada uno se coge una de las toallas que el hotel proporciona para la sesión, se la enrolla alrededor del cuerpo, y se mete en ese pequeño habitáculo de apenas un metro cuadrado. Para eso está el cuarto de baño al lado mismo, que hace las veces de vestuario.

Pero hay algo que me llama la atención, antes de entrar en la sauna. Este aparato está ubicado en un lugar del hotel al lado mismo de la recepción. Es una habitación bastante grande. Y además de la caseta de madera tiene todo tipo de lujos. Hay sofás, al lado un jacuzzi, una tele de plasma de 50″ (o más) y además un tetera. Hay también un pequeño agujero en el suelo, y unas duchas en la pared. Se puede uno pegar un tour por la habitación donde está la sauna si mira las últimas fotos de la galería fotográfica del Jivavoda (justo antes de llegar las fotos donde sale un vistazo general al edificio, el paisaje y la sala de reuniones).

Más tarde lo entendería todo. La sauna no se ve en Ucrania como se ve en España, desde luego. En la piel del toro es una actividad poco menos que deportiva. Se lleva a cabo en los gimnasios después de una sesión de entrenamiento. Y consiste en hacer tres sesiones de diez minutos cada una dentro de un cuarto con mucho calor, donde mucho calor suele ser una temperatura entre 80 y 110º, quizá 120º en algunos casos. Quienes llevan a cabo la actividad se suelen pegar una ducha fresca entre sesión y sesión.

Aquí la temperatura de la sauna es más variable. En esta, por ejemplo, la temperatura son 60º, aunque la idea no es estar durante diez, sino durante treinta minutos por sesión. Consecuentemente esto será más largo. Sin embargo, también puede uno hacerse sesión de sauna rusa, donde la temperatura puede ser de 120º. Ahí se me hace un poco largo aguantar 30 minutos.

Además, la tetera que tenemos fuera es, como los más avispados habrán deducido, para preparar té. Té que nos tomaremos entre sesión y sesión de sauna, periodos que también son más largos que los que se toma uno cuando hace sauna en España.

El jacuzzi no funciona ese día, y la tele tampoco, pero si lo hiciera serían complementos para la sesión de sauna. Además, el mini-pozo que hay en el suelo debería de estar lleno de agua fría para bañarse en ella entre sesiones, algo típico de la sauna rusa.

La mayor parte de la actividad es estar de cháchara, contándonos la vida los unos a los otros. Desde luego, la sauna en Ucrania es mucho más una forma de encuentro con tus compañeros y amigos que una actividad deportiva.

Lo que queda por contar es mi experiencia en la auténtica Sauna Rusa.

Tags: , ,

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s


%d bloggers like this: