Pirohiv: un día que vale la pena aguantar a -10º

Pirohiv es una maravilla.

Esto es madera petrificada encontrada en el río
Estamos en un cobertizo con varios troncos cuya madera está fosilizada. Coloco la cámara donde puedo y obtengo otra instantánea nuestra.

La siguiente parada es una bonita iglesia del siglo XVIII, junto a la cual hay un par de cruces con inscripciones que como de costumbre puedo leer pero no entender

De Excursión a Pirohiv – 06-01-2010


En la corona de una de las cruces se encuentra un tipo de fruta que parecen guisantes de color rojo.

Pruébalo
Veo a Pablo muy convencido; de hecho, él ya está masticando una. A ver cómo sabe.
Degusto el sabor amargo de la fruta.

La excursión a través de la nieve continua hasta llegar al Café del lugar, donde recuperamos calor corporal y tomamos un poco -cómo no- de té caliente. No está mal este sitio.

Al cabo de un rato ya estamos listos para continuar nuestro periplo. Llegamos a una bifurcación del camino con diferentes letreros que indican el camino a los distintos distritos del pueblo.

Vaya, hemos tenido suerte. Hay una casa que está abierta y se puede ver por dentro

De Excursión a Pirohiv – 06-01-2010

He aquí un pequeño tour a través de lo que es una casa típica de un pueblo ucraniano.

Saco alguna foto más y vamos a una pequeña iglesia al lado de la casa.

Hora de comer. Mis dos amigos empiezan a romper pequeñas ramas de árboles.
¿Qué hacéis?
Para el fuego

Pablo ha traído carne del super y cerillas. Con eso y algunas ramas tenemos todo lo necesario para cocinar una apetitosa comida, con el único riesgo de quemar la nieve.

Finalmente el fuego prende y podemos hacernos unas salchichas a fuego natural acompañadas de vino tinto hervido que están como pocas me pueda haber comido en mi vida.

Por desgracia, la comida termina antes de lo previsto cuando dos hombres que trabajan en el parque vienen para decirnos que no está permitido hacer fuego. Qué remedio. El fuego se ve sepultado por la nieve y la comida termina de manera prematura, si bien ya estábamos a punto de terminar.

Continuamos, sacando alguna panorámica del lugar. La vuelta transcurre tranquila, viendo los curiosos “toilet” del parque y alguna cosa más, como pozos, molinos, iglesias, etc.

El autobús 172 nos lleva de vuelta hacia el centro de Kiev, dejándonos en la parada de metro de Libidska, la última parada de la línea azul al sur de la ciudad.

A pesar del frío, desde luego, el día ha valido la pena. Creo que esto es lo que se llama “disfrutar como un cosaco”.

Tags: , , , ,

One Response to “Pirohiv: un día que vale la pena aguantar a -10º”

  1. Larysa Says:

    Ok, David. Very nice, klasno! Though I understood 50% of it…thanks to my poor knowledge of Spanish…jajaja.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s


%d bloggers like this: