De restaurantes chinos y elecciones presidenciales ucranianas

La elección de quién debería ser, de entre los candidatos, el próximo inquilino al Palacio Mariyinsky con contrato de alquiler por cinco años, osease, a Presidente de Ucrania, recuerda mucho a la elección de restaurante chino cuando uno sale un viernes noche con los amigos: salvando ligeras diferencias, son todos iguales.

– ¿Qué diferencia hay entre unos y otros? – pregunto a una amiga
– Hombre, no me sé todas sus biografías
– No, ya, pero algo sabrás sobre diferencias en cuanto a programa electoral
– ¡Ah, bueno! Eso sí: son todos iguales

En el oeste de Europa tenemos marquitas para las formaciones políticas. En cuanto alguien dice, por ejemplo, que un partido político es de izquierdas, sin decir nada más, uno ya puede suponer una serie de rasgos respecto a ese partido, como mínimo en cuanto a economía se refiere: aumento del gasto público, ya que tendrán que sufragar las políticas públicas que lleven a cabo, aumento de la presión fiscal, consecuencias de la anterior, pues necesitan recaudar más dinero para cubrir los gastos de estos “x” hospitales o centros de enseñanza pública que se van a construir con el dinero de todos, etc. cuando alguien dice que un partido político es de derechas uno puede suponer que ese partido será más dado a privatizar empresas públicas, moderar el gasto público y reducir los impuestos para que la economía funcione con más agilidad, a pesar del descenso de la recaudación por parte del Estado.

Esta teoría tiene muchos peros, como se puede ver en el hecho de que Alemania, conservadora, vaya a aumentar el gasto público, y España de signo socialdemócrata, redujera hace unos años los impuestos a los asalariados con la nómina más gorda.

Bien, pues nada de esto se contempla en el este de Europa, por lo menos en Ucrania.

– No, si es que aquí son todos del mismo padre y de la misma madre
– ¿Cómo que son todos del mismo padre y de la misma madre?
– Pues que Yanukovich, Tymoshenko y Yushenko empezaron los tres en el mismo partido, lo que pasa es que fueron ganando poder y se independizaron políticamente

¿Puede que haya alguna diferencia en cuanto a la óptica que tenga cada uno en materia económica?

Otro compañero me dice:
– No, van a aplicar todos una política económica conservadora, de recorte del gasto público y demás
– Pero bueno – respondo – ¿no hay nadie que tenga en su programa una política de aumento del gasto público para combatir los efectos de la crisis, generar empleo público, etc.?
– ¿Qué aumento del gasto público quieres que haya, si deben al Fondo Monetario Internacional hasta los calzoncillos? ¡Pues buena está esta gente de deudas a terceros como para gastar aún más!

Efectivamente, cuando el Estado está endeudado hasta las pestañas aumentar el gasto público no es una buena idea. De hecho, puede agravar la situación.

Ucrania tenía hoy a elegir tallarines con ternera o ternera con tallarines. Pues eso. Bueno provecho.

Tags: , ,

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s


%d bloggers like this: