Podracer en miércoles noche

Estamos en miércoles noche. Quedamos un grupo de amigos españoles. También vienen Vica, una ucraniana amiga nuestra que trabaja en la embajada.

Y también un francés muy majo que tiene un coche inglés, de esos con el volante a la izquierda, aquí en Kiev. ¿? Como Sebas ha quedado en la shooters tenemos que ir para allá. Empieza la risa: ¿qué hacemos? ¿Hacemos alguna trastada para que no nos dejen pasar de la puerta?

La shooters es un sitio al que algunos le tenemos manía. Yo no entiendo cómo todavía hay alguien que quiera ir allí. No es sólo con nosotros. Es que he hablado con ucranianos que dicen que ellos también tienen problemas para entrar, incluso a pesar de ir bien vestidos, etc. Cualquiera parece una buena excusa para dejar a alguien en la calle, para los porteros: que si el gorro que llevas puesto (total, como no hace frío para llevar gorro, ni nada…), que si la bufanda, si esto, lo otro… Bueno, al final no hace falta ni que me porte mal. Con verme la cámara de fotos hay suficiente. A Raimond lo dejan en la calle sin que sepamos por qué. En el fondo el portero es majo: para evitar que me quede solo deja a Raimond también fuera, creo yo. Sino no entiendo por qué le hace eso, esta vez.

Sin problemas, llamamos al resto de los amiguetes y nos vamos todos de ese sitio. No teníamos ni que haberlo pisado. Bueno, aunque es posible que volvamos, pero sólo por Sebas, que sale quemado con nosotros:
-Una cosa es que no os dejen pasar y otra que lo boicoteéis, cabrones– dice… ¡pero si esta vez no hemos hecho nada!

De ahí nos vamos a otro local. La gracia es que mi amiguete el francés, conduciendo por las calles de Kiev, me hace sentir como si estuviera en una carrera de podracer como las de Star Wars. Atentos al vídeo, que sirve para hacerse una idea de con qué suavidad conducía el amigo:

Desde luego, montar en coche con este hombre es toda una sensación. Frena al ver los semáforos en rojo, pero se espera a cuando quedan cinco metros para ello, con lo que la patada al freno es una de sus maniobras habituales, coge las curvas como si estuviera en una película de Hollywood, va a una velocidad que me hace mirar para atrás, a ver si es que hulle de alguien o algo (¿un portero de la shooters, quizás?)…

Mi amigo llega cerca de Caribbeans, la discoteca adonde vamos, a ver qué tal. Con toda la delicadeza del mundo pega un volantazo que casi nos disloca el cuello a todos, sube el coche encima de una acera sin apenas frenarlo y aparca. He aquí un vídeo de una forma de aparcar parecida, el cual la mayoría habremos visto en la gran pantalla (nota, la parte interesante empieza a partir del minuto 3:00):

Lo demás, ir a Caribbeans, bueno, no está mal; es un sitio con gente muy práctica, eso sí: hay una zona con sofás y demás que es para beber, y la pista, que es para bailar. No se puede entrar en pista con un cubalibre, que van en vasos de cristal. Con la tontería evitan que al entrar en pista bebiendo tropieces con quienes bailan y acabe el cubata en el suelo. Está todo el suelo limpísimo.

Pero desde luego, lo mejor de la noche fue el “paseo” por Kiev con mi amigo el francés. Voy a ver si vuelvo a quedar con esta gente otro miércoles y me vuelven a dejar fuera en la Shooters, a ver si podemos repetir.

Tags: , ,

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s


%d bloggers like this: