El Guardián de la Puerta

– No se os ocurra decir ni pío
– Vale, vale

Los amigos de Diego pasan con cabeza gacha la puerta de la discoteca Shooters, pero uno de ellos no le hace caso. Ante el “dobri viécher” (buenas noches) del gorila de la puerta éste levanta la cabeza y dice en perfecto español “¿perdón?”. Ya la hemos jodido.
A partir de ahí vamos de Guatemala a Guatepeor. El resultado final es que acabamos todos en la calle.

Shooters-disco

Logo de Shooters

Diego discute con el de la puerta
– Tío, ¿qué pasa? Conozco al manager de aquí, el fin de semana hablé con él y nos dejó pasar, nos dijo que no habría problema a partir de ahora
– No, no
– Pero, ¿por qué? Tenemos dinero, queremos consumir, gastarlo ahí dentro, no estamos bebidos, ni somos problemáticos
– No, no…
El resto de la conversación fue toda más o menos así, con Ikrov Casillas diciendo “No, no”.

Más o menos lo mismo me ha pasado a mi esta noche. Había quedado con un grupo de amigos españoles de la Embajada, de la oficina de Comercio, etc. iban a ir a la Shooters. Sabía que eso podía dar problemas. A veces odio tener razón.

Al llegar a la puerta llamo a Sebas:
– Ya estoy aquí; sal para recogerme, por favor; por si hay algún problema con el puerta
– No va a pasar nada, tío, entra tranquilo
Qué equivocado estaba. Se ve que en ese momento el puerta no estaba del mejor humor posible. Si mal no he entendido el tema ha quedado como que no me dejaba pasar por llevar gorro para taparme la cabeza del frío de la calle.

Tal como lo veo, un sitio donde me discriminan es un sitio que no me merece. No considero un privilegio, ni menos un derecho, el poder entrar a una discoteca. El privilegio de tenerme dentro es de ellos, porque es con mi dinero, y el de todos los que hay dentro, que ese sitio no tiene que cerrar y despedir a todos sus empleados.

Pero la culpa siempre digo que no es del puerta. Tampoco del dueño. Lo es nuestra. Nuestra por tolerar estos abusos. Si al primero que le hubiera dado por hacer estupideces como cobrar un dineral por entrar a una discoteca, o venir con tonterías tipo “sin zapatos no se entra en la discoteca” y demás le hubiera hecho todo el mundo un boicot, no entrando nadie a su local por una temporada y el tío hubiera tenido que cerrar, esto habría servido de aviso a todos los demás. Lo mismo sirve esto aquí como sirve en otras ciudades, de Ucrania y de España. Esto pasa también en Madrid y en Valencia, que yo sepa, y seguramente en otras capitales.

Por desgracia, algunas cosas son aquí igual que en España. La culpa no es de ellos, que lo hacen. La culpa es nuestra, que les dejamos.

Tags: , , ,

3 Responses to “El Guardián de la Puerta”

  1. Malaguitov « El Hombre Humano Says:

    […] Claro que así no le iban a dejar entrar. Tres días después descubriría que según qué días no me dejan entrar ni a mi… Possibly related posts: (automatically generated)Kino. Gruppa Krovi.A la cárcelUna renión sin […]

  2. Podracer en miércoles noche « El Hombre Humano Says:

    […] shooters es un sitio al que algunos le tenemos manía. Yo no entiendo cómo todavía hay alguien que quiera ir allí. No es sólo con nosotros. Es que he […]

  3. Candidatos para las elecciones en Ucrania: ¿lucha en la calle o en los medios? « El Hombre Humano Says:

    […] la presidencia del país o un portero de discoteca a punto de prohibirle la entrada a alguien no diré a dónde Victor Yanukovich en uno de sus […]

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s


%d bloggers like this: