Fear of the Dark

“Soy un hombre que camina solo en la oscuridad (…)”

Con estas palabras comienza una de las mejores canciones del Heavy Metal de los ’90. Con estas palabras comienza “Fear of the Dark”, una de las canciones más emblemáticas de Iron Maiden.

Y viéndome inmerso en la Kiev nocturna, los versos de esa legendaria canción acuden a mi cabeza, pues la ciudad es oscura, en ocasiones como la boca del lobo. Es una oscuridad propia de escenarios góticos como los dibujados en “Vampiro: La Mascarada“, donde las farolas juegan un papel testimonial, aportando únicamente una tenue luz que en realidad es la excepción a esa regla que en estas calles se llama “oscuridad”. Una regla que, en el horario de invierno, impone su criterio a partir de las 17:00, si no antes.

Si, “Eta Kiev”, esta es Kiev. Una ciudad de callejones oscuros, parques donde la linterna es necesaria y calles de pavimento irregular, en mal estado o incluso inexistente.

camino_farolas

Para el recién llegado los barrios de Kiev vistos por la noche pueden resultar incluso amenazantes. En el anterior vídeo aparece una avenida. Y como se puede ver, los faros de los coches son la mayor fuente de luz. Ahora veréis algunas fotos de los barrios, que además están repletos de parques, hasta el punto en que no sé a ciencia cierta si Kiev tiene un bosque en medio de la ciudad o una ciudad en medio del bosque.

inicio_de_camino

vecindario_nocturno

Imaginad atravesar uno de estos parques sin farolas en absoluto, con las copas de los árboles tapando la escasa luz que provenga de las casas… y lo que es peor, evitando que nadie te vea desde su casa si por cualquier razón necesitas ayuda.
Yo no viviría en una zona como la que vivo, ni en un edificio como aquel en el que vivo si esto fuera España. Estaría preocupado por mi seguridad. Aquí, en Ucrania, esto es normal. Lo raro es encontrar lo contario.

Sé que no soy, ni mucho menos, el voluntario que mayor “shock cultural” habrá sufrido al llegar a su destino, casi más bien lo contrario. Ucrania aún es Europa. Pero la verdad es que vivir en un país que no es el tuyo supone un mazazo a muchas cosas que desde niño has dado por sentadas. En realidad me gusta, pero como todo en esta vida, necesito tiempo para acostumbrarme. Aún no me siento del todo cómodo caminando por lugares así.

Como decían los chicos de Harrys, yo también tengo miedo a la oscuridad.

One Response to “Fear of the Dark”

  1. Un tugurio de tres estrellas « El Hombre Humano Says:

    […] algunos de los hostales están ubicados en callejones o patios traseros que pueden asustar al recién llegado. Una vez uno se habitua a Kiev no es problema, pero alguien que no conozca la ciudad y sepa que […]

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s


%d bloggers like this: