Port Aventura en Ucrania

Si compañeros. Este fin de semana he estado por ahí de ruta, lléndome para Rivne, y algún pueblecito de la zona.  Es una pena no haber traído la cámara.

He montado en la versión ucraniana de Port – Aventura. Concretamente en el Dragon – Kahn. Aquí se le llama “autobús”.

De veras, era para verlo. La verdad es que había otros peores, auténticos cascarones de huevo que no habían pasado por un mal lavadero en años, aunque este tampoco se quedaba atrás. Era cacao a la furgoneta de El Equipo A pero pintada de rojo. El conductor también debía de ser de bruto como MA, a tenor de su forma de conducir. La furgoneta (le llaman autobús aún no sé porqué) esperaba fuera de la estación de Rivne, al pie de unas escaleras. Dentro íbamos doce pasajeros, el conductor, dos o tres copilotos en una especie de tarima donde normalmente sólo está el asiento del copiloto y una cantidad de peluches que parecía que eso fuera la furgoneta de reparto de Toys R Us. El encargado del maletero era un ucraniano muy grande y con cara de mala gaita con una suavidad a la hora de cerrar la puerta del mismo que hacía honor a su porte.

En Ucrania la gente conduce como si llevaran una nave espacial en un videojuego. Usan los intermitentes más o menos para lo que los españoles usamos las luces de Navidad, es decir, de adorno. Una vez se ha hecho la maniobra, entonces la señalizan. La carretera está en un estado tal que el autobús pasa más tiempo despegado del suelo dando saltos que lo contrario. Para que luego venga gente llamando mentiroso a Stephen Spielberg porque en el siglo XXI los coches no vuelan. Que venga a Ucrania ese, ya verá si vuelan o no, al menos los autobuses. Además uno se encuentra con momentos en que parezca que se va a estampar con el que va delante, porque creo que en la autoescuela aquí eso de la distancia de seguridad es un concepto que no se explica mucho, o que ese día la gente no va a la autoescuela porque está jugando al Mario Kart.

También, siguiendo el más genuino estilo soviético, la gente no tiene derecho a elegir: luz apagada para todo el autobús y a ver el DVD que al conductor le sale de las narices. Ni leer ni historias. O patatas con pescado o pescado con patatas, cada uno decide. Y de lo bueno que es el DVD, la mayoría decide dormir.

Eso sí, hay que reconocerle que al menos, barato es. No todos los días puede uno viajar cuatro horas por 5 €.

2 Responses to “Port Aventura en Ucrania”

  1. diego Says:

    pues cuando te montes en un taxi y empieces a buscar el cinturon alucinaras

  2. elhombrehumano Says:

    Hombre, Don Diego!
    Me alegro mucho de volverle a ver, sobre todo por estos lares :DDD

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s


%d bloggers like this: